Inicio > Uncategorized > La llegada de los hombres.

La llegada de los hombres.

Llegaron un día, en silencio, de la nada, comenzaron a llegar y no pararon. Unos creen que llegaron del mar, otros creen que del desierto, hay quienes dicen que llegaron del Líbano. El caso es que llegaron, y no llegaron solos, trajeron a sus mujeres, a sus niños. Llegaron en parejas, en grupos, solos y en manada. Llegaron desnudos y luego se vistieron, al verlos llegar, todos creyeron que eran buenos. Comenzaron a cazar, a comer y vestir pieles, comenzaron a podar y talar, comenzaron a competir. Comenzaron a construir edificios, automóviles; comenzaron a administrar y a contabilizar.     Comenzaron a inyectar, a tomar pastillas, a poner enemas. Llegaron y siguieron llegando, y cada vez llegaban más. Comenzaron a variar de colores, de lenguas, de gustos, incluso de formas de matar. Comenzaron a avanzar, a crecer. Construyeron teléfonos, computadoras. Llegaron a jugar a Dios y a la Muerte. Se olvidaron de todos, salvo de ellos mismos. Acabaron con los árboles e inventaron árboles artificiales, animales de soya, plantas de plástico.

Y de pronto un día, en silencio, de la nada, como llegaron, se fueron. Y no volvieron más.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: